Internacional

FRANCIA

La huelga contra el ajuste de Macron paraliza los trenes en Francia

El gobierno y la administración de la SNCF buscaron detener el paro de los trabajadores ferroviarios. Sin embargo adhesión de los trabajadores a la huelga de este martes no tiene precedentes.

Martes 3 de abril | 09:49

La administración de SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses según su sigla en francés) y el gobierno habían intentado todo para evitar el paro de los trabajadores ferroviarios o limitar los efectos de la medida de lucha.

La apuesta gubernamental no funciono en esta primera jornada de huelga que empieza con fuerza, marcado por un apoyo casi inedito. Según los datos de la propia dirección de la compañía, un 48 % de sus empleados se han declarado este martes en huelga, porcentaje que llega al 77 % de los conductores, lo que ha obligado a anular siete de cada ocho trenes de alta velocidad (TGV) y cuatro de cada cinco regionales o cercanías. En líneas generales, ¡solo el 12% de los TGV y el 13% de Intercités (regionales) circulan este martes.

La mayoría de los medios franceses, en su propaganda para influenciar a la opinión pública contra los huelguistas, hablan de "martes negro", y las imágenes muestran plataformas ferroviarias abarrotadas. El gobierno busca aprovechar está campaña mediática para tratar de quebrar la huelga de los trabajadores del ferrocarril.

Lo que queda claro es la capacidad de los trabajadores ferroviarios para paralizar la economía y, en consecuencia, permite marcar una relación de poder seria y constante con respecto a un gobierno que no pretende dar marcha atrás en su reforma ferroviaria.

El Gobierno francés aseguró que aguantará ante la huelga que los sindicatos anuncian como una protesta "dura" por la posición del Ejecutivo. La ministra de Transportes, Elisabeth Borne, denunció, sin atreverse a dar nombres, que "algunos quieren politizar el debate" en un claro ataque contra la huelga que busca frenar la reforma de la empresa estatal de ferrocarriles (SNCF), que los trabajadores aseguran, conducirá a su privatización.

La huelga masiva de los trabajadores ferroviarios dejó sin efectos las maniobras puestas en marcha por la administración de la SNCF y el gobierno. El intento de hacer funcionar los trenes con personal ejecutivo fracasó ya que muchos de ellos se declararon en huelga, solo 125 acordaron trabajar y reemplazar a los huelguistas, tampoco sirvió la anunciada bonificación de 150 euros para el personal que no adhiriera a la medida que ofreció la SNCF.

Los trabajadores ferroviarios recibieron el apoyo de otros sectores en lucha, en especial de los estudiantes que también se movilizaron esta mañana. Desde diciembre de 2017, los estudiantes franceses vienen protagonizando un proceso de lucha y de organización, enfrentando los planes de reforma universitaria planteados por el gobierno de Macron.

Te puede interesar: Los estudiantes en lucha para defender las conquistas del Mayo francés

Una convergencia de trabajadores ferroviarios y estudiantes que, con la unión también del servicio público, los recolectores de basura, los trabajadores de la Energía, Carrefour, Air France, puede ser explosivo y determinante en la lucha dura que se abre entre los trabajadores del ferrocarril y el gobierno.






Temas relacionados

Reforma Universitaria   /   Huelga de maquinistas   /   Huelgas   /   Reformas   /   Ferroviarios   /   Huelga   /   Emmanuel Macron   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO