Política Estado Español

PRESUPUESTOS GENERALES

Bildu apoya los presupuestos del PSOE: ¿enfrentar al régimen monárquico o sostenerlo?

Otegi y la ejecutiva de EH Bildu piden a su militancia que apoyen los presupuestos social-liberales del gobierno del PSOE y Unidas Podemos.

Carlos Muro

@muro_87

Martes 24 de noviembre de 2020 | 17:29

Este lunes 23 de noviembre la Mesa Política de EH Bildu, junto con su Coordinador General Arnaldo Otegi, ha pedido a su militancia que respalde el sí a los Presupuestos Generales para 2021 del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos. De la reunión del ejecutivo se ha salido con dos resoluciones para tratar de encaminar a toda la formación abertzale en la línea del “mal meronismo progresista” español, y es por un lado convocar una asamblea general extraordinaria para este jueves, y en segundo lugar pedir el respaldo para que sus diputados en el Congreso digan sí a los Presupuestos.

De esta manera, la formación vasca da un paso más en su adaptación a las reglas del juego del régimen del 78. El mismo Otegi ha planteado que esto le genera “contradicciones”, como financiar la Casa del Rey, la permanencia de la Guardia Civil en Euskadi o continuar las obras del demonizado tren de alta velocidad. Al mismo tiempo que ha negado cualquier negociación con el PSOE para acercar a los presos de ETA y ha declarado que “la repatriación de los presos a nuestro país no ha sido objeto de negociación, es simplemente el cumplimiento de la actual legislación penitenciaria”.

“Estuvimos en el bloque que aupó a Sánchez”

En la comparecencia, Otegi ha recordado claramente la trayectoria política de la formación en los últimos años: “formamos parte del grupo de la moción de censura para echar a la derecha” y “estuvimos en el bloque que aupó a Sánchez”. Para Otegi “hoy no toca hacer balance, lo que hay que hacer es mantener abierta la ventana de oportunidad”.

Sin embargo, con este apoyo a los presupuestos del gobierno “progresista”, lo que está haciendo Bildu es supeditar el conjunto de reivindicaciones del pueblo vasco trabajador al gobierno social-liberal y a la casa real. Presupuestos que no contemplan medidas de fondo, tan necesarias, para las trabajadoras y trabajadores precarios ni para los miles de pensionistas que se han venido manifestando en Euskadi durante los últimos años.

“Tumbar el régimen” o “democratizar el régimen”

En el turno de preguntas, el coordinador de Bildu ha matizado las palabras de Arkaitz Rodríguez, diputado de EH Bildu en el Parlamento vasco y secretario general de Sortu, quien hace dos semanas, durante una polémica en el parlamento con el PNV, decía que desde Bildu iban “a Madrid a tumbar definitivamente ese régimen en beneficio de las mayorías y de los pueblos.”

Este comentario ha sido matizado ahora por Otegi, aclarando que no tienen la intención de tumbar ningún régimen, sino que lo que quieren “es mantener abierta la ventana de oportunidad para democratizar el Estado”, aunque son “escépticos, porque el régimen del 78 dejó muchas cosas sin democratizar”.

El apoyo de Bildu a los Presupuestos es una nueva vuelta de tuerca del principal partido de la izquierda abertzale en su integración al Régimen monárquico español. Y aunque la derecha patalea por esta decisión, la realidad es que el gobierno del PSOE-Podemos no ha hecho ninguna concesión importante a Bildu, sino que Bildu a aceptado apoyar los presupuestos sin conseguir ninguna medida social de calado.

Frente a este gobierno que se dice “progresista”, y la izquierda que se adapta al mismo como mal menor contra la derecha, es necesario levantar una alternativa anticapitalista y totalmente independiente de los partidos capitalistas, tanto en Euskadi como a nivel de todo el Estado.

El movimiento obrero vasco ha demostrado a lo largo de su historia que tiene un enorme poder de fuego, de tradición y experiencias para enfrentar a la burguesía, para exigir un plan de emergencia que de respuestas al pueblo trabajador y por el derecho a decidir de todos los pueblos. Además, en el último tiempo se han desarrollado potentes movimientos, como el pensionista, feminista o contra la precariedad laboral, que han puesto sobre la mesa reivindicaciones básicas. El modelo de Bildu es el modelo de “mano extendida” al gobierno español para regatear alguna que otra migaja, una copia de lo que siempre ha hecho el PNV.

¿Es posible democratizar el régimen monárquico y sus instituciones judiciales, policiales y militares herederas de Franco? ¿Las mismas instituciones, junto al gobierno y Casa Real que han reprimido el derecho a decidir del pueblo catalán? ¿Es posible conseguir derechos de la mano del gobierno del PSOE que mantiene intactas todas las leyes del PP?

A diferencia de lo que sostiene Otegi, hay que tumbar al régimen del 78. Como demostró la pasada huelga general de enero en Euskal Herria, el movimiento obrero y el conjunto de movimientos sociales tienen fuerza como para imponer al gobierno vasco y español sus reivindicaciones. Ese tiene que ser el camino a seguir.






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   EH Bildu   /   Euskadi   /   Política Estado Español

Comentarios

DEJAR COMENTARIO