Internacional

FRANCIA

Elecciones presidenciales en Francia: los anticapitalistas tienen que participar

El candidato del NPA está todavía en la lucha por conseguir las 500 firmas de alcaldes que apoyen su candidatura y que son necesarias para poder acceder a las presidenciales. Revolución Permanente invita a los lectores a apoyar el hecho de que Philippe Poutou, obrero y militante anticapitalista, pueda tener su espacio y hacer oír su voz en estas elecciones.

Jueves 15 de diciembre de 2016 | 19:26

Philippe Poutou, obrero y candidato de Nuevo Partido Anticapitalista a las elecciones presidenciales en Francia

El ambiente ha cambiado

Después de las elecciones primarias de la derecha, llegan las de la izquierda. Los partidos del sistema eligen quien va a llevar a cabo las diferentes variantes de un programa de combate contra los trabajadores y las clases populares. Después de la Reforma laboral, este considerable retroceso social impuesto por un gobierno que se dice de “izquierdas”, la derecha de Fillon amenaza con nuevos ataques, esta vez contra las 35h, la seguridad social y los servicios públicos.

El ambiente está lejos de parecerse al que sentíamos en el momento del movimiento contra la reforma laboral. Hemos definitivamente entrado en una coyuntura electoral particularmente a la derecha, en la que falta precisamente una expresión política que represente ese más del 70% de opositores a la reforma, que han hecho huelga, que soñaban con el inicio de un nuevo mundo, radicalmente diferente al de la reforma laboral.

Una pelea que no está ganada

Pero las reglas del juego se han hecho para que esta expresión no pueda tener voz y que sean los que controlan todo, los que sigan controlando. El sistema de avales de alcaldes es en este sentido antidemocrático, ya que responsabiliza a los alcaldes, elegidos entre los partidos en el poder, de tomar la decisión de qué partido puede o no presentarse, mientras que en el resto de países esto se hace con el apoyo de la población en general.

Philippe Poutou, el candidato del NPA, está hoy luchando todavía por obtener los 500 apoyos necesarios para acceder a las presidenciales. En el caso de que no lo consiga, se trataría de un verdadero destierro de una corriente política de larga tradición; desde mayo del 68 y más recientemente a través de la candidatura de Olivier Besancenot y de sus resultados obtenidos desde 2012 en las elecciones de 2002 y 2007, y la de Poutou en 2012.

Para que no callen la voz de la clase obrera

Esto sería también impedir que el único candidato obrero pueda expresar su voz en estas elecciones. Trabajador en la fábrica de Ford en Blanquefort, cerca de Burdeos, Poutou forma parte de esta generación de militantes obreros combativos que entre 2008 y 2010 lucharon contra los patrones que cerraban sus fábricas. El Estado y su justicia de clase le persiguen hoy por las acciones llevadas a cabo en el marco de la lucha de los obreros de Ford.

¿Quién mejor que un obrero combativo y militante anticapitalista para llevar a cabo las conquistas de la primavera y más en general de las luchas de nuestra clase y nuestro deseo de cambiar el mundo? En un contexto en el que desde ahora es claro que nada bueno puede salir de las próximas elecciones, el desafío es preparar, a partir de estas conquistas, las nuevas batallas que no se van hacer esperar contra la agenda de ataques que preparan los diferentes candidatos del sistema y en particular, François Fillon.

Su programa y el nuestro

Del otro lado de la barricada, cada cual prepara sus armas. Fillon, el nuevo candidato ha sido el elegido de la derecha principalmente gracias a su programa, el más tatcheriano de todas las primarias. Macron, el ex banquero de Rothschild defiende también un programa completamente liberal que él pinta como social para tomar el espacio del centro, nutriéndose de las ruinas del Partido Socialista. El Frente Nacional, bastante molesto con la victoria de Fillon, se muestra defensor de la seguridad social para atarle en corto. Con variantes, cada uno prepara un programa contra nuestra clase.

Mes tras mes, las futuras batallas se concretan. Para prepararse para los próximos combates, es necesario para nosotros también elaborar un programa frente a las respuestas reaccionarias de los candidatos del otro campo. Un programa para que sean los capitalistas los que paguen la crisis de su sistema y no los trabajadores y las clases populares, para acabar con el paro, la precariedad y el sufrimiento laboral por las condiciones del trabajo.

Es esta perspectiva la que puede llevar Philippe Poutou si él fuera candidato en las próximas elecciones presidenciales. No hace falta que el obstáculo antidemocrático del sistema de avales de los alcaldes, lo impida. Es por esto que Revolución Permanente invita a sus lectores a manifestar su apoyo a la candidatura de #Poutout2017, para que pueda existir.






Temas relacionados

François Fillon   /   Reforma Laboral Francia   /   Clase obrera   /   Elecciones en Francia   /   NPA   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO