Internacional

ELECCIONES EN FRANCIA 2017

Hagamos escuchar la voz de los explotados y los oprimidos

En abril de 2017 tendrán lugar las elecciones presidenciales francesas y ya comenzaron las campañas electorales.

Jueves 22 de septiembre de 2016 | 12:22

Entre los pre candidatos de la derecha conservadora de Los Republicanos, están el ex presidente de la república Nicolás Sarkozy (actual presidente del partido), François Fillon (ex primer ministro y responsable de la reforma jubilatoria de 2010 durante la presidencia de Sarkozy) y Alian Juppé, ex primer ministro que enfrentó la gran huelga de 1995, ex canciller de Sarkozy y actual alcalde de Burdeos.

El gobernante Partido Socialista, que atraviesa una de las mayores crisis en su historia producto de imponer a base de decretazos y represión la reforma laboral neoliberal y que mantiene el estado de emergencia desde hace casi un año, se debate entre ir por la reelección de François Hollande o postular al ex ministro banquero, Emmanuel Macron.

La extrema derecha presentará a la xenófoba Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional, que encabeza las encuestas en un contexto marcado por la reacción y la islamofobia, terreno preparado por las políticas del propio gobierno ‘socialista’.

Por una alternativa de los trabajadores

¿Y qué queda para los trabajadores y las clases populares? ¿Jean-Luc Mélenchon del Front de Gauche (Frente de Izquierda)? ¿Qué se puede esperar de este ex ministro del privatizador Lionel Jospin y gran amigo de François Mitterrand, introductor del neoliberalismo a la francesa?

Sin embargo, existe la posibilidad que la extrema izquierda sea el portavoz de una potente campaña política en defensa de los intereses de los obreros, de los empleados, de la juventud y de las clases populares. Una campaña en continuidad con el movimiento contra la “reforma laboral y su mundo”. Es decir, contra todas la violencias que sufrimos, en el trabajo, a través de la precariedad, el desempleo, en los barrios populares, a través la violencia policial y la represión, contra este Estado que nos oprime aquí y que bombardea en el exterior.

Es en esta perspectiva que apoyamos la candidatura de nuestro camarada Philippe Poutou del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), que encarna la resistencia obrera de estos últimos años frente a los cierres de empresas y que quiere defender los intereses de todos los que luchan contra esta sociedad. En los lugares de trabajo, de estudio, en los barrios, esta campaña debe desarrollarse y convertirse en una herramienta para todos los que resisten, una herramienta al servicio de la resistencia frente al actual y al próximo gobierno.

Los trabajadores y la juventud necesitan expresar sus propios intereses así como condenar este sistema que los explota y oprime. Para las elecciones legislativas (junio 2017), las diferentes corrientes de izquierda, comenzando por el NPA y Lutte Ouvrière (Lucha Obrera), deberían reagruparse y ponerse al servicio de una campaña con listas constituidas por las y los trabajadores portuarios de Le Havre que estuvieron a la cabeza del gran movimiento contra la Reforma Laboral, por las y los petroleros que han casi paralizado el país, por todos los camaradas reprimidos, empezando por los trabajadores de Goodyear y de Air France perseguidos por la justicia capitalista, por la juventud que lucha y es reprimida en los barrios por la policía y el racismo de Estado.

Eso sería una buena respuesta a todos esos candidatos patronales, así como también una forma de preparar las luchas que vendrán después de las elecciones.






Temas relacionados

Elecciones en Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO