Deportes

RUGBY

¡Histórico, Uruguay!

La Celeste del Rugby le ganó 30-27 a Fiji en un brillante arranque de torneo. Analizamos este triunfo rutilante de Los Teros.

Matías Fabrizio

Periodista deportivo @matiasfabrizio

Miércoles 25 de septiembre | 16:00

Llegó el primer gran golpe de este Mundial de Rugby. Lo propinaron los Teros en la madrugada de hoy ante Fiji, un seleccionado que no es potencia pero sí muy fuerte en este deporte, y que hoy ocupa el puesto 10 del ránking de World Rugby, bastante superior al 19no que ocupaba Uruguay al comenzar este torneo. Lo ganó la Celeste 30-27 y dio un paso muy importante pensando en el futuro.

La excelencia en la preparación para un torneo no está sólo en lo físico o técnico, sino también en lo estratégico. Y así como muchos jugadores uruguayos se transformaron en nuevos ídolos de los gurises uruguayos, el trabajo de Esteban Meneses y su staff técnico fue de elite también para diagramar el “cómo”. En la previa hablábamos de cuál iba a ser el plan de Uruguay para contener el juego fijiano. Lo primera tendencia de Los Teros fue la defensa: una marca muy agresiva, saliendo a ganar metros con la presión de manera instantánea, incluso con alguno probando la intercepción o el tackle adelantado llegando al fijiano en cuestión al tiempo que la pelota, para no dejarlo jugar. El foco era que los flying fijians, los fijianos voladores, no levanten vuelo. Con espacios, son matadores. Sin espacios, no suelen tener una cartera de planes B, C o D para solucionar sobre la marcha.

Con pelota Uruguay también jugó bien. Pero bien de verdad, no es que cumplieron, sino que jugaron al rugby pasándose la pelota, atacando, buscando espacios. Manuel Leindekar y sus 2 metros fueron clave en el line (bajó cinco) y el maul para avanzar tras esas obtenciones funcionó de maravillas. Además del 5, hay que destacar a Germán Kessler, por sus lanzamientos en la hilera y por la pelota que recuperó para el primer try: el hooker se tiró de cabeza y la pasó al 9, Santiago Arata, que quebró algunos tackles y apoyó. También jugó un gran partido el octavo Manuel Diana, que anotó el segundo try.

Fue de altísimo nivel el rendimiento de los backs. Nada de limitarse a tacklear y correr para que avancen los forwards, cuando la pelota voló a la punta, fueron para adelante y jugaron de igual a igual. El tercer try es para mostrar en clubes: cómo encontrar espacios, cómo tomar la marca, cómo pasar la pelota dentro de la defensa. Lo apoyó Juan Manuel Cat, lo gestaron entre todos. En el Mundial 2015 Uruguay perdió ante fiji 47-15 y los dos tries que anotaron Los Teros se festejaron como en una final. Esta vez en menos de 30 minutos ya habían apoyado tres veces…

En el segundo tiempo hubo dos penales de Felipe Berchesi solamente, el resto fue aguantar, correr y tacklear. Es común que los rivales de Fiji deban involucrar al menos dos o tres jugadores para detener y voltear a cada atacante, son especialistas en bancar el golpe del defensor y seguir parados para avanzar o para buscar pases. Pero así y todo el reordenamiento de Uruguay era tan veloz y a conciencia, y el trabajo en la zona de contacto era tan inteligente para ralentizar los relanzamientos, que esos dos tries que marcaron los isleños en el complemento, uno con tiempo cumplido y la historia ya juzgada, costaron muchísimo. El porcentaje de tackles acertados de Uruguay no fue muy alto, solamente 79%, pero el total sí fue importante: 181.

Una diferencia para destacar es que Berchesi acertó tres conversiones y tres penales, 15 puntos de los 30 de su selección, mientras que Matavesi y Volavola, los pateadores fijianos, erraron tiros accesibles hasta, y sin exagerar, para jugadores juveniles del ámbito de Buenos Aires. A cierto nivel hay errores que ya no pueden cometerse, Uruguay no los cometió.

Lo de Los Teros fue histórico desde varios aspectos. Fue apenas su tercer triunfo Mundialista, tras vencer a España por 27-15 en 1999 y a Georgia por 24-12 en 2003. Le ganaron a un equipo top 10 del ránking, como se decía anteriormente, y cuando el objetivo de mínima para medir el crecimiento era perder por 15. En el Mundial 2015 cayeron ante Fiji como se comentó antes y en 2018, en un amistoso, perdieron ante ellos por 68-7. Por donde se lo encare, tiene tintes de leyenda este encuentro.

Uruguay juega el domingo siguiente ante Georgia. Si gana aseguraría probablemente el 3er lugar del grupo, lo cual garantiza la presencia en el Mundial 2023, abriendo un lugar más para América y encarando un proceso de cuatro años sin la necesidad de obtener resultados para clasificar. Los fijianos, el jueves ante el mismo rival.

Italia vs Canadá – 4.45hs

Será el debut de los canadienses, que nunca faltaron a un Mundial, ante los italianos que suman cinco puntos de su debut. ¿El duelo por el tercer puesto? Se descuenta que Namibia perderá con Canadá, por lo cual sí, esta es una final por ese lugar, en la que es favorito Italia. Si logra dominar con el pack, debería luego poder hacer diferencia. Es EL partido para ellos.

En el Mundial 2003 se cruzaron y ganó Italia 19-14; en el 2015, lo hizo por 23-18. Dos encuentros parejos, y no hay porqué imaginar un escenario diferente esta vez.

Inglaterra vs EEUU – 7.45hs

Apenas algunos cambios en La Rosa respecto al debut con Tonga. La base es la titular, sin ningún tipo de subestimación por parte de Eddie Jones. Las Águilas jugarán su primer partido del torneo. En 2007 compartieron la zona A y el triunfo fue inglés por 28-10.

¿Servirá para analizarlos de cara al juego con Argentina? A Inglaterra probablemente no, porque en ese partido jugarán todos los titulares. Owen Farrell, Ben Youngs, Courtney Lawes, Anthony Watson irán al banco en nuestra madrugada de mañana, pero seguro sean titulares en el partido en cuestión. A Estados Unidos, en cambio, es posible. Al menos en cuanto a estrategias y planteos defensivos, ver cómo se la rebusca Inglaterra para superarlos y por dónde lo hacen.






Temas relacionados

Uruguay   /   Selección de Uruguay   /   Rugby   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO