Mundo Obrero Estado Español

ALCOA

La ministra Valerio sobre intervenir Alcoa: "no estamos en un régimen comunista"

La ministra Valerio se niega a intervenir Alcoa: "No estamos en una economía estatalizada, ¿cómo intervenir la empresa? no estamos en un régimen comunista" antes las masivas movilizaciones en defensa del puesto de trabajo.

Lunes 12 de noviembre de 2018 | 19:32

Imagen: Plaza del Ayto. de Avilés 8 de Noviembre

Esta fue la respuesta de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio el pasado 10 de noviembre al ser interrogada sobre Alcoa y su plan de cierre de las plantas de Avilés y A Coruña.

Y continuó: "Hay un expediente de regulación de empleo presentado en el Ministerio de Trabajo, yo como ministra me comprometo a estudiar en profundidad este expediente y a dar una solución, que tengo la convicción, espero y deseo, que sea satisfactoria para mejorar la situación que en este momento tienen las miles de personas afectadas por el posible expediente de regulación de empleo de Alcoa".

Se tratan entonces unas declaraciones en parte al menos contradictorias: La ministra dice que no estamos en una economía estatalizada, que no estamos en un régimen comunista. Cierto, pero lo que no cuenta la ministra es que en este sistema neoliberal son miles las empresas que se mantienen con dinero público.

En concreto la multinacional Alcoa cobró en subsidios sólo en los últimos 4 años, hasta 500 millones de euros. Sobre el dinero que recibió antes hay cálculos que hablan de hasta 3.000 millones en 20 años. Alcoa abona el kilowatio a 4 céntimos. El resto de la industria lo está pagando a 9 céntimos.

Alcoa esgrime pérdidas económicas y dice que el precio de la luz es todavía caro. Se trata sin duda, de un nuevo chantaje patronal para deslocalizar a otros países o buscar unas condiciones aún más ventajosas. De ser cierto, ¿Por qué no muestra Alcoa públicamente sus libros de contabilidad para que todos conozcamos su supuesto problema económico?

Por otra parte, Alcoa compró en 1998 Inespal al estado. Inespal era la empresa de fabricación de aluminio del Instituto Nacional de Industria (INI). Otra privatización más a precio de saldo.

¿Qué no está haciendo el gobierno?

Valerio dijo "yo como ministra me comprometo a estudiar en profundidad este expediente y a dar una solución".

¿Podría el gobierno hablar con los clientes de Alcoa y pedir que no compren a Alcoa de seguir con sus planes de despidos? Perfectamente podría. Los clientes de Alcoa son principalmente los ejércitos, controlados por los estados, así que podría elevar el asunto a instancias europeas e internacionales y llegar a un acuerdo para paralizar las compras.

Eso supondría poner los ciudadanos de la UE y su bienestar por encima de los beneficios de las patronales y supondría que Alcoa inmediatamente tendría que mover ficha antes de que eso pasase.

¿Podría Valerio y el gobierno modificar la legislación para ilegalizar el ERE? Podría perfectamente. De hecho con la última reforma laboral de Rajoy, se permiten EREs en previsión de pérdidas. Valerio dijo que hay partes que se pueden modificar. Este último aspecto, en el que se justifican EREs sin resultados concretos sino a previsión ha hecho que los ERES se dispararan y 1,2 millones de trabajadores se vieran afectados entre 2012 y 2017.

En todo caso, ya puestos y vistas las consecuencias, ¿Podría Valerio derogar la reforma laboral de Rajoy? “La reforma laboral no se puede derogar alegremente” dijo Magdalena Valerio en una entrevista publicada en Junio. No se trata de derogar alegremente, se trata de que se puede someter a votación por referéndum una medida que afecta a toda la clase trabajadora. Aún más cuando fue una promesa pública de Pedro Sánchez. Otra cosa es que haya o no voluntad política de echar para atrás una medida tan perjudicial para los trabajadores.

En todo caso, más allá de las facilidades dadas, Alcoa dice que la luz está todavía cara. Imaginemos que es verdad que Alcoa en un futuro u otra empresa sufre un agravio terrible en cuanto al precio de la luz que impone el oligopolio eléctrico ¿Podría el gobierno abaratar la luz? Podría perfectamente. Para ello sería necesario nacionalizar bajo control obrero el sector eléctrico. Esto permitiría una transformación hacia las renovables y garantizar el suministro eléctrico a toda la población.

Imaginemos que estas medidas no pueden o no se quieren llevar a referéndum, el gobierno diría que habría que votarlo en el congreso de los diputados o que requerirían una modificación de la constitución. ¿Podría el congreso modificar la constitución? Perfectamente podría si quisiera como ya hizo con el 135.

Imaginemos que el PSOE dijera que el PP y Cs no quieren en este caso y que los números no dan. ¿Podría aplicar la legislación vigente para al menos nacionalizar Alcoa? Perfectamente podría como dijo el presidente del Comité de Empresa de la planta de Alcoa en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho.

En el artículo 128.2 de la Constitución Española: Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.

Se da la casualidad que Alcoa tiene el monopolio de la producción de aluminio primario en España.

De momento la nacionalización no se ha dado pero todo depende de la coordinación de los trabajadores. De momento, el gobierno se siente presionado porque más de 50.000 trabajadores salieron a la calle en la manifestación del día 8 de Noviembre en Avilés contra el cierre de Alcoa. De la coordinación y extensión de la lucha a otros municipios y fábricas depende que se pueda torcer el brazo a Alcoa e imponer la voluntad obrera.






Temas relacionados

Alcoa   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Galicia   /   Nacionalización   /   Asturias   /   Trabajadores metalúrgicos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO