EXTREMA DERECHA

Las amenazas de muerte contra Pablo Iglesias y las provocaciones de VOX

El dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, ha abandonado este viernes el debate en cadena SER, después de que la candidata de VOX cuestionara la veracidad de las amenazas de muerte contra el dirigente de Podemos.

Viernes 23 de abril | 07:37

El exvicepresidente Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, han recibido en los últimos días cartas con amenazas de muerte en las que se colocaron balas de uso militar. “Esto es otra consecuencia más de la normalización y el blanqueamiento del discurso de odio de la ultraderecha. Esto es consecuencia de la normalización mediática de bulos y mentiras contra nosotros. Y también es la consecuencia de la impunidad”, ha denunciado en Twitter el dirigente de Podemos acerca de estas cartas anónimas.

En la mañana del viernes, Pablo Iglesias ha abandonado el debate en la Cadena SER, en repudio a las declaraciones de Rocío Monasterio de VOX, quien dijo que no creía que fueran verídicas esas amenazas. “Los españoles no nos creemos nada de este Gobierno. Si es tan valiente, lárguese. Lárguese, que es lo que queremos muchos españoles”, aseguró la candidata de VOX. Ante lo cual Iglesias respondió que no era aceptable y que “permitir que sigan en el debate así es blanquear a la ultraderecha". Después de lo cual se retiró del debate.

Las amenazas anónimas llegan en medio de la campaña electoral en Madrid, donde la extrema derecha de VOX viene buscando una campaña de extrema polarización: actos provocadores como el de Vallecas, los carteles racistas que han colocado en el metro de Madrid y las declaraciones trumpistas de Monasterio en el debate de candidatos. Desde VOX están buscando disputar el voto de la derecha frente a la atracción que genera Ayuso entre sus propios votantes. Exacerbando un discurso xenófobo y racista, con carteles llenos de bulos y mentiras, como los colocados en el metro de Madrid, y polarizando contra Podemos, al que acusan de ser la encarnación del “comunismo” y “Venezuela”.

Las amenazas contra Pablo Iglesias merecen un amplio y enérgico repudio. Tiene razón Pablo Iglesias cuando dice que este tipo de amenazas y las provocaciones de VOX son consecuencia de la “impunidad”. Ahora bien, habría que agregar que la impunidad para este tipo de actos se apoya en un pacto de impunidad garantizado por todo el Régimen del 78. La impunidad de las fuerzas represivas del Estado, desde la Transición hasta la actualidad, es algo que ha garantizado siempre el socio de Podemos, el PSOE, junto con el PP. Recordemos la impunidad de los crímenes del franquismo, los GAL, la represión y persecución a la izquierda vasca, y más recientemente, la represión y el encarcelamiento de los políticos independentistas catalanes. O la impunidad de los policías torturadores, algo que el actual ministro del interior, Marlaska, dejaba correr cuando era juez. Toda esa impunidad es la que aprovecha la extrema derecha para desplegar sus discursos reaccionarios contra las personas migrantes, las mujeres, la juventud combativa, e, incluso, los políticos como Pablo Iglesias que no son de su agrado.

Creer que es posible frenar a la extrema derecha o democratizar las fuerzas represivas con "buenas intenciones" y desde dentro de la gestión del Estado capitalista gobernando con el PSOE, como hace Podemos, se ha demostrado una y otra vez como un camino fallido. Mientras se desarma a la clase trabajadora de la movilización, se generan ilusiones de derrotar a la extrema derecha por la vía pacífica y electoral, y no mediante la lucha de clases, que es lo que hace falta. En tanto no avancemos en terminar con toda esta impunidad, la extrema derecha seguirá campando a sus anchas.






Temas relacionados

Unidas Podemos   /   Vox   /   Pablo Iglesias

Comentarios

DEJAR COMENTARIO