Mundo Obrero Estado Español

2 y 3 ENERO UNISONO

Las trabajadoras de telemarketing colgamos los cascos y vamos a la huelga

Varios sindicatos convocan a la huelga contra los despidos indiscriminados y los abusos laborales por parte de la empresa Unisono. Es hora de defender nuestros derechos.

Soledad Pino

Madrid

Jueves 2 de enero de 2020 | 09:42

"El artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores, que considera objetivo y legal el despido por enfermar, se ceba con teleoperadoras, personal de edad avanzada y delegados sindicales”, afirmaba hace unos días un artículo publicado en el diario El País.

Esta situación es especialmente crítica en empresas de telemarketing como Unísono. Por eso, este 2 y 3 de enero, las trabajadoras y trabajadores colgamos los cascos y vamos a la huelga.

Unísono alega que tiene pérdidas por el “alto grado de absentismo en la empresa”, algo que ha sido desmentido por el sindicato CGT. La empresa de call center ha tenido beneficios brutos de treinta y un millones y medio de euros desde 2010 hasta 2018, según datos facilitados por el sindicato. Solo en el año 2017, coincidiendo con un ERE, presentaron pérdidas.

"Al contrario de los trabajadores, que desde que se firmó el convenio se ha perdido un poder adquisitivo de un 10%”, denuncian desde CGT.

La reforma laboral de 2012 introdujo varias modificaciones en el Estatuto de los Trabajadores, entre ellas, el artículo que permite despedir a los trabajadores que se ausenten por baja de enfermedad —aun cuando presenten un justificante médico— si faltan más de un 20% de los días laborales en dos meses consecutivos.

Esto ha facilitado el despido individual indiscriminado, lo que ha venido a pelo a las empresas, para aplicar despidos de bajas cortas por enfermedad, con el respaldo de la maravillosa justicia patronal que impera en este país.

El Constitucional avala entonces estos despidos por baja laboral, aunque la falta del trabajador esté justificada y cómo no, siempre en contra de la clase trabajadora.

Y son las mujeres, mujeres migrantes, y trabajadoras en edad avanzada las que somos el blanco más fácil de esta legislación. Hace poco se conoció el caso de Adriana Ampueda, una “venezolana de 42 años que llevaba siete como teleoperadora en la empresa Extel en A Coruña, acumuló 11 días de baja por una gastroenteritis y una afonía. (…) Cuando se presentó en la oficina, fue despedida pese a tener justificante médico. Los sindicatos han identificado varias decenas de casos similares desde la sentencia del pasado 29 de octubre del Tribunal Constitucional que avala el despido de un empleado que falte al trabajo por enfermedad” (El País, 15/12/2019).

El delegado sindical de CGT en Unísono, Isaac Rodríguez, informaba que hubo un total de 40 despidos en esta empresa por bajas médicas desde la reforma laboral de 2012.

“El último fue el suyo propio, una semana antes de la sentencia y debido a los días que faltó por una parálisis del nervio óptico, acompañada de vértigos y migrañas. Llevaba en la empresa cinco años” (El País, 15/12/2019). Otra compañera fue despedida hace solo un mes, después de llevar 15 años en la empresa, por dos bajas cortas en el 2018, una de ellas por gastroenteritis aguda y otra por una pequeña intervención.

Unísono está despidiendo a compañeras y compañeros por bajas cortas, y muchas de ellas son por afonías, que no están reconocidas como bajas laborales. A no ser que tengas bronquitis fuerte, estás obligada a presentarte al puesto de trabajo sin poder hablar, para coger llamadas con apenas un hilo de voz. A ellos les da igual, siempre que vayas a trabajar.

A esto se suma que las plataformas cada vez están contratando más por ETT, y así cada vez somos menos los trabajadores fijos, lo que genera divisiones entre trabajadores.

Por eso, este 2020 empezamos el año como lo terminamos, con una huelga convocada para el día 2 y 3 de enero, que han convocado los sindicatos CGT, TUSI, USO, mientras que UGT y CCOO, como en otras ocasiones, no convocan la huelga. CCOO ha llegado al colmo de sacar un comunicado asegurando que no consideran importante que en Unísono se estén haciendo despidos por la aplicación del artículo 52.D, ya que esto no solo afecta a Unísono sino a todas las empresas. Como ya es habitual, estos sindicatos mayoritarios traicionan a los trabajadores, negándose a convocar una huelga unificada.

Hace unas semanas se ha constituido la Mesa de Negociación del nuevo convenio de Contact Center. La última vez que se reunió, los sindicatos CCOO y UGT, mayoritarios en la mesa, no solo que no mejoraron las condiciones del convenio, sino que incluso aceptaron retrocesos en nuestros derechos.

Por todo esto, porque no podemos permitir que sigan despidiendo a las compañeras y los compañeros, este 2 y 3 de enero vamos a la huelga. Es más necesaria que nunca la unión de la clase trabajadora. Hoy son ellos, mañana seremos todos, y solo con la lucha conseguiremos derribar las barreras.






Temas relacionados

Telemarketing   /   Unisono   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO