Internacional

DONALD TRUMP

Los primeros 100 días de Trump: delirios y obstáculos

Este día sábado el magnate celebró en Hurrington -capital de Pensilvania- los 100 días a la cabeza de los EE.UU, junto a sus seguidores. Esto significó la ausencia a la primera cena de corresponsales en la Casa Blanca, rompiendo así con la clásica tradición.

Edson Elgueta

Valparaíso, Chile

Lunes 1ro de mayo de 2017 | 09:55

FOTO: Reuters

El tiempo avanza y no espera a nadie. 100 días han pasado ya desde que Donald Trump asumiera la presidencia de la principal potencia a nivel mundial.

Es así como este día sábado, el mandatario de los Estados Unidos festejó en Harrisburg, Pensilvania su periodo como presidente, junto a una multitud de seguidores que lo acompañaron. En la instancia, el multimillonario hizo un balance personal de lo que han sido sus supuestos logros durante este tiempo, aprovechando de lanzar dardos a sus críticos, principalmente a los distintos medios de comunicación.

“Incompetentes” y “deshonestos” son algunas de las palabras utilizadas por el magnate, para referirse a los medios de prensa. Medios que por cierto se encontraban en la cena de corresponsales en la Casa Blanca, que por primera vez no contaba con la asistencia del presidente.

Por otra parte en relación a la gestión realizada, Trump señaló “Mi administración ha estado entregando cada uno de sus días a los grandes ciudadanos de nuestro país”, dijo Trump en Harrisburg, Pensilvania, en la noche del sábado. “Estamos cumpliendo una promesa tras otra y, francamente, la gente está muy contenta por eso”.

Los límites de la política de Trump

Si bien Trump sigue manteniendo con fuerza una política racista y xenófooba en contra de la población inmigrante como el decreto migratorio o la construcción del muro fronterizo con México, una serie de obstáculos se le han presentado para poder cumplir a cabalidad con sus promesas, matizando ciertas cosas. Esto se expresa por ejemplo en su relación antagónica con la OTAN al tildarla de “inservible” cuestión muy distinta a la situación actual con quien colabora en su plan armamentítico. O las misma política de deportación, donde el poder judicial ha funcionado como un obstáculo frente al delirio antimigratorio del decreto antimuslman.

Sin embargo nada está dicho totalmente, habiendo una tensión permanente en la administración de Trump quienes han tenido que reformular la viabilidad de las primeras promesas expuestas por el millonario dentro de su campaña.
La renegociación del acuerdo NAFTA con las naciones de México y Canadá, su irregular relación con China producto de su tensionamiento con Norcorea o el destino de la reforma sanitaria conocida como “Obamacare” todavía son puntos que se encuentran en suspensión y que no se han terminado de desarrollar.

Aunque una cosa está clara, la intención por atacar a inmigrantes, mujeres, LGTBI, y al conjunto de oprimidos sigue intacta más allá de los matices que le vienen generando complicaciones al magnate. Es por tanto que se hace necesaria la solidadridad internacional con el pueblo trabajador que hoy sufre los embates de la administración Trump. Las decenas en marchas en todo el mundo así lo demuestran, como también la urgencia de organizarse para combatir los golpes de Trump, los capitalistas y el imperialismo norteamericano






Temas relacionados

Donald Trump   /   Imperialismo   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO