Internacional

ALEMANIA

Ocupación en una Universidad de Berlín: ¿comienzo de un nuevo movimiento estudiantil?

El Instituto de Ciencias Sociales en el centro de Berlin está ocupado desde hace tres semanas. ¿Es el comienzo de un nuevo movimiento estudiantil en Alemania?

Wladek Flakin

Berlín

Viernes 10 de febrero de 2017 | 23:23

Nada ha pasado en las universidades alemanas en siete largos años. La despolitización neoliberal ha sido tan eficaz que incluso representantes de la burguesía han expresado su preocupación porque a los estudiantes ya no les interesa la política.

Pero puede ser que las cosas estén cambiando. El 18 de enero el Instituto de Ciencias Sociales, justo en el centro de Berlín, fue ocupado por más de 100 estudiantes. Su demanda inicial – #HolmBliebt (Holm se queda) – apuntaba al corazón de la política berlinesa.

El 8 de diciembre, el alcalde de Berlín, Michael Müller del SPD (Partido Socialdemócrata Alemán), estableció un nuevo gobierno de coalición con los Verdes y "Die Linke" (La Izquierda). Die Linke podía seleccionar al subsecretario de la construcción – nombraron a Andrej Holm.

Holm, docente de sociología en la Universidad Humboldt, es un conocido crítico de la gentrificación. Cuando los inquilinos protestan con iniciativas en contra del aumento excesivo de los alquileres, Holm es su experto favorito. Hace diez años Holm fue acusado de ser miembro de un grupo de terroristas de izquierda que colocaron bombas en protesta contra la gentrificación (los cargos fueron retirados por falta de pruebas).

La prensa amarillista hizo campaña en contra de este nombramiento. Oficialmente no tenía nada que ver con la política de Holm. Él es de Alemania del Este y cuando tenía 18 años, hizo cuatro meses de servicio en el Ministerio para la Seguridad del Estado, la infame Stasi, hasta que el régimen se derrumbó. Políticos de la derecha sostienen que este pasado lo descalifica para cualquier cargo político. Una posición bien descarada en un estado que fue construido por altos funcionarios nazis, si lo piensas bien.

Un político del partido neoliberal FDP incluso habló de más diciendo que: El verdadero problema es que Holm "está más cerca al movimiento okupa que de los inversionistas", así declaró Sebastían Czaja.

A mediados de enero, Holm fue obligado a renunciar. Además de eso, también fue
despedido de su puesto en la Universidad Humboldt – según abogados laborales el despido probablemente fue ilegal. La demanda "¡Holm se queda!" (#HolmBliebt!) es lo que llevó a los estudiantes a la toma. En las últimas tres semanas han organizado manifestaciones, fiestas y asambleas con cientos de personas. Se han conectado con iniciativas de inquilinos y también con trabajadores en huelga, en el sector público y en el mayor hospital de Berlín. Han ampliado sus demandas más allá de Holm.

Cómo explica Yunus Özgür, diputado del parlamento estudiantil de la Universidad Libre de Berlín para por la Juventud Comunista Revolucionaria (RKJ): "Hemos aprendido que las personas que despidieron a Holm son exactamente las mismas que defienden los intereses de la mafia inmobiliaria. Hemos visto que muchos trabajadores en la universidad tienen contratos terciarizados y precarios. Hemos visto que es muy fácil despedir a docentes críticos porque no hay ninguna participación democrática en la universidad."

Las protestas se están extendiendo a la Universidad Libre (FU) – la segunda de las tres grandes universidades en Berlín con 30.000 estudiantes cada una. El martes, cientos de estudiantes participaron en una asamblea en el Instituto de Ciencias Políticas de la FU, con temas que iban desde la democracia universitaria hasta un contenido colonialista y racista en los seminarios. La FU recién tenía un caso muy similar a lo de Holm: la docente precarizada Eleonora Roldán Mendívil fue despedida después de que un blog de derecha la acusó de antisemitismo porque se opone a la ocupación israelí de Palestina. Ella está luchando contra el despido.

¿Somos testigos de los primeros pasos de un nuevo movimiento estudiantil en Alemania? Es difícil de decir. Hasta ahora sólo unos cientos de estudiantes se han sumado a las protestas. En la última ola del movimiento estudiantil, la "Huelga de la Educación" de 2009-10, doscientas cincuenta mil personas se movilizaron en las calles.

Después de años de pasividad, la hegemonía ideológica de la burguesía en las universidades es más fuerte que en ningún otro momento en el último medio siglo. Así que no falta el atraso político: algunos estudiantes esperan que sólo haga falta la persona adecuada dentro de un gobierno capitalista para resolver la crisis de la vivienda en Berlín. Otros estudiantes se niegan a solidarizarse con Eleonora porque están de acuerdos con la derecha, en que quién crítica al estado de Israel es antisemita. Y la mayoría está esperando a ver que pasa.

Sin embargo, las protestas representan un soplo de aire fresco. Alemania se desplaza hacia la derecha desde hace varios años – pero la marea cambiará! La clave es que los estudiantes salgan de la universidad,

¡Construyamos una alternativa para los trabajadores y estudiantes en Berlín y el resto del mundo¡






Temas relacionados

Europa   /   Alemania   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO