Política Venezuela

MERCOSUR

Países del Mercosur suspenden a Venezuela del bloque

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay suspendieron este viernes a Venezuela del Mercosur por supuestas irregularidades. La canciller venezolana denunció un golpe de estado en la institución.

Sábado 3 de diciembre de 2016

Con más trasfondo político que técnico los cuatro países fundadores del Mercosur suspendieron este viernes a Venezuela del bloque económico. Tras varios meses de roces, luego de intentar frenar el ingreso de Venezuela a la presidencia pro tempore de la institución, y de apoyos más o menos abiertos a la oposición de derecha venezolana, los cancilleres de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay informaron la suspensión.

En términos técnicos la comunicación que enviaron a Venezuela expresa que este país dejaría de ejercer sus "derechos inherentes" como Estado parte del bloque regional, tras haber incumplido las obligaciones asumidas en el Protocolo de Adhesión, según informó el viernes la Cancillería paraguaya.

La decisión fue notificada a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, por sus homólogos de esos países: Susana Malcorra, por Argentina, José Serra, por Brasil, Eladio Loizaga, por Paraguay, y Rodolfo Nin Novoa, por Uruguay.

La Cancillería paraguaya explicó que la medida obedece a que se ha constatado "la persistencia del incumplimiento de las obligaciones asumidas por Venezuela en el Protocolo de Adhesión".

El Protocolo, suscrito en Asunción este año, establece la fecha del 1 de diciembre de 2016 para verificar el cumplimiento de esa normativa.

El gobierno venezolano había anunciado en los días previos que trabajaba en una serie de adecuaciones, pero el proceso de alejar al país del bloque siguió su curso porque las razones de fondo no son técnicas sino políticas.

El objetivo de la sanción, perseguida hace meses sobre todo por el gobierno de Argentina y Brasil, era el de enviar un claro mensaje sobre el giro a derecha que vive la región, aislando al gobierno de Venezuela y envalentonando a la oposición de derecha en ese país. Tanto el gobierno de Macri, como el del golpista Temer, han venido insistiendo en la posibilidad de aplicar la carta democrática de la OEA a Venezuela, lo que hubiera sido un motivo para expulsarlo sin más del bloque. Ese proyecto no prosperó y la situación se estaba volviendo compleja para Brasil y Argentina que se encuentran en el incómodo lugar de dar explicaciones sobre su "calidad democrática". Brasil está, luego del golpe institucional contra Dilma, cruzado por decenas de acusaciones de corrupción y tráfico de influencias que salpican al propio presidente Temer y el jefe del Senado. Macri por su parte tuvo que beber algo de su propia medicina cuando, en los últimos días, el secretario general de la OEA, Luis Almagro (que difícilmente pueda ser acusado de izquierdista), pidió la libertad inmediata de Milagro Sala por considerarla una presa política (un pedido que ya venía de realizar también la ONU). Como se ve los argumentos técnicos esgrimidos para sancionar a Venezuela por el incumplimiento de los plazos estipulados no son más que una cortina de humo que esconde el verdadero objetivo de "depurar" al Mercosur para ponerlo a tono con los tiempos que corren.

Venezuela denunció un "Golpe de Estado" en el bloque

Argentina, Brasil y Paraguay, con la abstención de Uruguay, decidieron que si, para el pasado 1 de diciembre, Venezuela no se había puesto al día con el Mercosur, sería suspendida por tiempo indeterminado del bloque, lo que le dejaría en la misma situación que Bolivia, participando con voz y sin voto.

Momentos después del anuncio en Asunción, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, aseguró que su país no ha sido notificado de la suspensión de sus "derechos inherentes" y calificó esa decisión de "golpe de Estado".

"Venezuela no ha sido notificada conforme a las normas del Mercosur y por lo tanto no podemos darnos por notificados de lo que se pretende hacer", explicó Rodríguez a periodistas en Caracas.

"No es más que un golpe de Estado en el seno del Mercosur", agregó.

El cese de los derechos de Venezuela como Estado parte del Mercosur entra en vigor a partir de este viernes y se extiende hasta que los firmantes del Tratado de Asunción "convengan" con el Gobierno venezolano "las condiciones para restablecer el ejercicio de los derechos como Estado Parte".

Para volver a ingresar al bloque el Gobierno de Caracas necesitará renegociar los términos de su membresía de acuerdo con las reglas de Mercosur, pero todo indica que se puede abrir un proceso que dure años y que los gobiernos de los países fundadores del Mercosur terminen bloqueando en forma indefinida el reingreso de Venezuela al bloque.






Temas relacionados

Política Venezuela   /   Susana Malcorra   /   Michel Temer   /   Venezuela   /   José Serra   /   Mercosur   /   Mauricio Macri   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO