Mundo Obrero Estado Español

Catalunya

La división entre JxCat y ERC deja a Torra sin escaño frente al ataque de la JEC

El pulso entre la judicatura y el pueblo y las instituciones catalanas tienen otro fuerte enfrentamiento. En una sesión convulsa y suspendida, Torra ha perdido su escaño. Fuerte división entre JxCat y ERC. La legislatura en el aire.

Lunes 27 de enero | 07:23

Al igual que en la investidura post 21D, ahora nuevamente los jueces quieren vetar a quién preside la Generalitat catalana. En su momento lo hicieron impidiendo la investidura telemática de Carles Puigdemont, y luego impidiendo la investidura de Jordi Sánchez y Jordi Turull, quienes fueron directamente a prisión.

La situación es un claro atropello a mínimos derechos democráticos, como es el del pueblo a elegir a los diputados y Presidentes, aunque sea tan solo cada 4 años y con los estrechos límites de ésta democracia para ricos. Es lícito preguntarse, ¿hasta dónde será capaz de llegar la judicatura y el Régimen del 78? ¿Cuántos derechos más son capaces de pisotear? ¿Serán capaces de poner en prisión a alguien por colgar un cartel reivindicativo? Estos argumentos son propios del recientemente fallecido director de cine de la Monty Python, Terry Jones.

Este lunes por la mañana, el Secretario general del Parlament, Xavier Muro, ha iniciado los trámites para retirar el acta de diputado al President Quim Torra dirigiendo una carta a la Mesa del Parlament. Xavier Muro cumplía así con las indicaciones de la JEC de Barcelona y el plazo establecido por la Junta.

Tras la decisión de Muro, la Mesa del Parlament se reunió brevemente para notificar la decisión al President del Parlament y que se iniciarán así los trámites. El primer encuentro donde se empezaba a gestar la división entre ERC y JxCat, que quedó en minoría al intentar aprobar un texto que recurriera la medida de suspensión a Torra como diputado.

El abogado del President Torra, Gonzalo Boye, se pregunta en un twitter, si el Secretario del Parlament tiene atribuciones para pedir el acta de diputado del President.

Incluso, en un twitter anterior daba cuenta de que la Junta Electoral Central tan solo pedía información al Secretario del Parlament catalán. Tan solo se pide saber “quién era el siguiente en la lista de Junts per Catalunya”.

Máxima división en el hemiciclo y concentraciones en la calle

La sesión del Parlament ha sido el punto culminante de una jornada de máxima tensión desde primera hora de la mañana. Nada más inciarse la sesión, el President de la Generalitat ha pedido turno.

En su intervención Torra ha pedido al President del Parlament, Torrent, que "encuentre todos los resquicios legales para defender mis derechos como diputado". Además Torra ha querido mandar dos mensajes claros a sus socios de govern, al instarles a cumplir los pactos del 4 de enero y 10 de enero, donde se comprometieron a defender a Torra y su acta frente a los envites de la judicatura.

Además ha querido responder directamente a unas declaraciones del presidente del grupo de ERC, Sergi Sabrià, que señalaba justo conocerse la decisión de la mesa que "tenemos que blindar el cargo del presidente, haremos todo lo posible para que siga siendo diputado, pero al mismo tiempo tenemos que garantizar la validez de votaciones tan importantes como la de los presupuestos y la de la soberanía del Parlament", definiendo las acciones de desobediencias planteadas por Torra y su grupo como "simbólicas".

El líder del ejecutivo catalán respondió a esto pregunta, de forma irónica, si todos los pactos y acuerdos alcanzados anteriormente para hacer frente a ataque de la JEC "eran reales o simbólicos".

La decisión de JxCat, frente a su minoría, ha sido anunciar que no realizarían ninguna votación. Incluso en el momento de la votación para los presupuestos del Parlament, pactados semanas atrás con PP y Ciudadanos, no han podido salir adelante al dejar los diputados de JxCat sus escaños vacíos. Pero lo realmente importante es ver si mantendrán esta decisión en las siguientes votaciones, entre ellas la de los Presupuestos de la Generalitat recientemente pactados con los Comunes.

Desde ERC, imbuidos por los cantos de sirena que vienen de Ferraz, ha dejado en minoría a JxCat frente al ataque de la JEC. Como el que no mata pero deja morir, el partido de Junqueras mantiene que "la decisión sobre Torra aún es revocable", pero que lo primordial es que el Govern apruebe los Presupuestos. En la práctica, una absoluta normalización del nuevo golpe democrático de una institución del Estado español al Parlament de Catalunya, una gran preocupación por ver peligrar las cuentas presentadas por Pere Aragonés, la piedra angular de la política de acercamiento de ERC al PSOE.

La foto que ha escenificado la división entre los socios de govern se ha producido tras el parlamento de Torra, cuando todos los diputados de JxCat se han levantado a aplaudir, mientras del lado de ERC, empezando por vicepresidente Pere Aaragonès, se han mantenido en sus asientos y sin aplaudir. La posición de hoy de Torra y su grupo, si bien formalmente se han mantenido en una posición de no acatamiento de este nuevo atropello, está más pensada en clave de preparación de la próxima campaña electoral, en ningún caso de cuestionar el retorno al autonomismo en el que están embarcados los dos grandes partidos del "procesisme".

Los Comunes por su parte han asumido una posición idéntica a la de ERC, y el PSC por su parte ha vuelto a repetir su discurso de acatamiento de las sentencias, es decir de los golpes judiciales con los que el Estado viene interviniendo y vulnerando la voluntad del pueblo catalán desde hace años.

La CUP ha sido la única formación por fuera del Govern que ha apoyado el derecho de Torra a mantener su acta de diputado, instando a desobedecer esta nueva decisión judicial y señalando que el acatarla supone renunciar a defender los derechos políticos y sociales del pueblo catalán. Como novedad el portavoz Carles Riera ha llegado a ofrecer ingresar en la Mesa del Parlament, en una referencia a asumir también las previsibles querellas y sanciones que la Judicatura impondría a sus miembros en caso de desobedecer.

El pleno finalmente ha tenido que ser suspendido una vez desde el grupo parlamentario de Ciudadanos han empezado a increpar a Torra al grito de "corrupto".

Mientras en el hemiciclo la legislatura pendía, y pende, de un hilo, en la calle centenares de personas han acudido al Parc de la Ciutadella, a las puertas del Parlament.

Finalmente y ante el amplio dispositivo policial, algunos de ellos han marchado a la plaza Urquinona, epicentro de los enfrentamientos entre manifestantes y policía el pasado octubre, tras conocerse la sentencia a los líderes del procés.

No ha sido la única jornada de tensión en torno al Parlament. Para mañana mismo hay nuevas concentraciones. Convocadas por la Assemblea Nacional Catalana y por Òmnium Cultural con el objetivo de acompañar a algunos presos políticos: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull i Joaquim Forn. Ellos están citados a las 9hs para declarar en una Comisión parlamentaria que investiga la aplicación del artículo 155.






Temas relacionados

Quim Torra   /   Independencia de Catalunya   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO