Política Estado Español

CATALUNYA

Que todos los cargos públicos ganen lo mismo que una maestra

Ante el gesto del presidente Aragonés de bajarse el sueldo un 15%, recuperamos una medida de la Comuna de París: que los cargos públicos ganen lo mismo que una maestra o un trabajador cualificado.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Domingo 30 de mayo

Esta noche, el nuevo presidente Pere Aragonés, en una entrevista en TV3, ha anunciado que propondrá a su gabinete una bajada de su sueldo de un 15%. Este gesto, es sólo eso, un gesto simbólico, ya que esta bajada de su sueldo sólo podrá suponer unos diez o veinte mil euros. No obstante, se puede transformar en una política práctica efectiva rápidamente.

Muchas veces, los altos cargos públicos nos dicen que no hay suficiente dinero para ampliar el personal de los centros sanitarios o de enseñanza. Esto no es del todo cierto, porque dinero hay y lo tienen los ricos. Aumentando los impuestos a las grandes fortunas y empresarios se puede obtener el dinero. Pero también se puede obtener bajando los gastos inútiles.

En primer lugar hay que pensar que los gastos vinculados a la presidencia no son sólo el sueldo del presidente. Hay dietas, seguridad, más personas a cargo, etcétera. También hay que pensar que el presidente de la Generalitat, es solo uno de los cargos públicos. Hay un puñado de consejeros con su personal, hay varias decenas de diputados, cientos de alcaldes y concejales. Son miles los cargos públicos que pagamos entre todos. Y si pensamos a escala del Estado, no podemos dejar de mencionar la familia real que se lleva muchos más de los siete millones oficiales.

La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, también hizo un gesto simbólico rebajándose su nómina. Pero eso, apenas tiene repercusiones dentro de los gastos de Barcelona. Se debe bajar el sueldo a todos los concejales, su personal, etc. Y así esta medida pasará de ser un símbolo a tener importancia real.

El salario bruto anual de los trabajadores en Cataluña es de 25.500 según los datos del Idescat del año 2018. Y de acuerdo con un informe de CCOO una maestra gana casi 2.200 euros mensuales brutos. Nóminas que se encuentran muy por encima del sector mileurista de la juventud y los recién llegados al mercado laboral. ¿Por qué no podrían ganar el mismo todos los cargos públicos?

Durante la legislatura de Torra, cada integrante de su gabinete ganaba entre 87 mil y 150 mil euros. Hay alcaldes que cobran hasta 120.000 euros. En el Ayuntamiento de Barcelona hay asesores que pueden cobrar 6.000 euros mensuales! Esto quiere decir que el gesto "Simbólico" de Aragonés debería tener aun mucho recorrido para transformarse en una medida importante para reducir el gasto público.

Los tertulianos al servicio de los ricos y sus políticos dicen que estos cargos tienen que ganar bien porque sólo así vendrán los mejores gestores para liderar la administración pública. Pero la gestión que se hace siempre es la misma: favorecer a los grandes empresarios y amiguitos. El sueldo no es la clave para poner fin a esto. Pero es una medida parcial que puede ayudar.

La administración pública no necesita masters en Harvard (más cuando estos son falsos) y menos aún que estos masters son organizados por los poderosos para engañarnos y sacarnos el dinero. Necesitamos que la administración sea gestionada por los trabajadores y los sectores populares. Al fin y al cabo, la financiación pública sale de nuestros bolsillos y no de las ganancias del Ibex 35.

La gran Comuna

La primera gran experiencia de gobierno obrero, la Comuna de París de 1871 duró dos meses. Derrotaron inicialmente la represión de Thiers, quien huyó a Versalles. Este gobierno obrero fugaz dejó varias enseñanzas. Quien quiera conocer y profundizar puede leer un artículo de Matías Maiello al respecto.

Te puede interesar: Una democracia de otra clase: sobre los usos de la Comuna de París

Algunas medidas de la Comuna apuntaron crear una república de la clase trabajadora y un gobierno "barato" (aunque no era el objetivo final). Los diputados eran elegidos en base a las asambleas locales, constantemente revocables por sus constituyentes y recibían el salario de un obrero especializado . Ninguna persona necesita ganar 150.000 euros anuales como gana el presidente de la Generalitat. Una parte importante de la sociedad ganamos por debajo de 25.000 euros por año.

Limitar los salarios de los cargos públicos y sus dietas fastuosas sale de esta enorme experiencia de la Gran Comuna de París unos ciento cincuenta años atrás. Tanto ERC como los Comunes sólo hacen un uso simbólico, para hacer demagogia, pero de lo que se trata es que esta medida y todas las que inició la Comuna sean efectivas en beneficio de la clase trabajadora y el pueblo pobre.






Temas relacionados

Pere Aragonès   /   Comunes   /   ERC   /   Política Estado Español   /   Ada Colau   /   Comuna de París   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO