Deportes

FÚTBOL

River finalista de la Libertadores a pura hazaña

Lo pudo dar vuelta sobre el final. Con goles de Santos Borré y un penal cobrado con ayuda del VAR y concretado por el Pity Martínez, River llega a una histórica final donde podría enfrentar a Boca.

Miércoles 31 de octubre de 2018

Pity Martínez festeja el gol de penal que le da a River el pasaje a la final.

Un final épico en Porto Alegre, con una lluvia torrencial como telón de cierre ideal para coronar una jornada épica para el club de Núñez. River se alzó con un triunfo memorable en el estadio Gremio Arena y obtuvo el pasaje a la ansiada final de la copa más importante del continente.

Luego de la caída de la semana pasada en el Monumental, el equipo de Gallardo tenía que buscar el triunfo a toda costa en Brasil. Argumentos futbolísticos tuvo desde el inicio del partido, pero con el correr de los minutos se iba haciendo todo cuesta arriba. El gol de Leo Gómes a los 36 minutos del primer tiempo parecía liquidar cualquier aspiración.

El momento clave estuvo en el entretiempo: ahí un Gallardo limitado por la expulsión que le impedía estar en el banco de suplentes –estuvo Matías Biscay en su lugar-tenía que aprovechar para inyectarle moral y ánimo a su plantel. En parte lo logró.

River salió al segundo tiempo un poco abrumado pero sobre el final encontró lo que buscaba: el gol del colombiano Santos Borré, de cabeza, luego de un centro del Pity Martínez (que demostró ser determinante cuando ingresó en reemplazo de Nacho Fernández).

Como al equipo del Muñeco se le abrió una luz de esperanza, fue a buscar como pudo. Con un Scocco atolondrado, una jugada que parecía poco trascendente fue la llave para abrir la puerta hacia la final de la copa: una mano poco perceptible que con ayuda del sistema VAR fue sancionada con tiro desde el punto del penal, por una mano de Bressan –a priori sin intención- que el Pity transformó en gol para el 1-2. Con el marcador global empatado pero con dos goles de visitante, el clasificado pasó a ser River.

Gremio pagó cara su tendencia a hacer tiempo y especular como casi único recurso. Estando en desventaja y con poco tiempo por delante, se desesperó y vio pasar su oportunidad de bicampeonar.

Ahora River debe esperar rival: por el momento, la ventaja la tiene Boca ante Palmeiras (triunfo 2-0 en la Bombonera) y hay buenas posibilidades de que la final –por primera vez entre dos equipos argentinos- sea superclásica. Y justo ahora, que River se está acostumbrando a sentirse copero.






Temas relacionados

Gremio de Porto Alegre   /   Copa Libertadores de América   /   Marcelo Gallardo   /   River Plate   /   Fútbol   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO