SANIDAD PÚBLICA

Sanitarios en pie de guerra: luchas, huelgas y movilizaciones en defensa de la Sanidad Pública

La crisis desatada por la Covid ha mostrado la fragilidad del sistema público de salud y la precariedad impuesta a sus trabajadores tras años de políticas neoliberales e intentos privatizadores. Repasamos los conflictos abiertos en sanidad y las futuras convocatorias de huelgas y movilizaciones.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 19 de febrero | 07:59

Tras el skock de la Primera Ola muchos profesionales sanitarios empezaron a denunciar la verdadera situación en la que se encontraba la sanidad pública. Una situación que enfrentó a las y los trabajadores de primera línea a un virus letal con muy pocos recursos. Recordemos que apenas los primeros días en que estalló la crisis sanitaria, los hospitales se quedaron sin EPIs, veíamos a enfermeros, médicos y otros profesionales fabricando sus propios equipos de protección con bolsas de basura. Pero más grave fue ver cómo semanas después seguía el desabastecimiento de los materiales sanitarios más básicos sin que se tomaran las medidas necesarias para resolver esa situación. Más cuando los recursos de la sanidad privada siguieron intactos.

Te puede interesar: Cinco medidas urgentes, que no toma el gobierno, para enfrentar la catástrofe

Después los EPIs llegaron pero el colapso hospitalario y la falta de recursos sigue patente. María, trabajadora del Hospital Gregorio Marañón en Madrid cuenta cómo es la situación actual: “Todo el servicio de limpieza está agotado porque esta Tercera Ola está siendo brutal, casi peor que la primera de marzo de 2020. Tenemos muchísima carga de trabajo, la falta de personal es patente, hay muchas bajas asociadas a la sobrecarga de trabajo que tardan mucho en cubrirse. Vemos que por más que nos esforzamos los celadores, limpiadoras, enfermeras... no se consigue bajar la presión hospitalaria. La situación en los hospitales está al límite.”

Este escenario apocalíptico que miles de trabajadores sanitario vivieron en primera línea durante semanas, meses y que prácticamente se ha convertido en el día a día de muchos hospitales, tiene sus graves consecuencias. A día de hoy seguimos rozando las 400 muertes diarias, es un verdadero crimen social.

Te puede interesar: Tercera ola: un programa de acción urgente para impedir un nuevo crimen social contra la clase trabajadora

Pero las y los trabajadores de la sanidad no se resignan, vemos como desde el inicio la denuncia ha ido acompañada de la organización de muchos de estos trabajadores.

La trabajadoras del servicio de limpieza del Hospital Gregorio Marañón

Unas de las primeras en pelear en defensa de los servicios públicos y denunciar esta situación fueron las limpiadoras del Hospital gregorio marañón que tuvieron que enfrentarse en medio de la pandemia a un intento privatizador de su servicio. No es casual que fueran de las primeras en luchar, estas trabajadoras pertenecen a uno de los sectores que viene sufriendo más de cerca la precarización y los ataques hacia la sanidad pública.

En una carta que publicaron en Izquierda Diario denunciaban que “Privatizar la limpieza también es desmantelar la sanidad pública.” Dejando muy claro que el ataque que ellas recibían era un ataque directo a la sanidad pública.

Los MIR

Los MIR (Médico Interno Residente) son otro de los colectivos de sanitarios que como las trabajadoras de los servicios de limpieza han estado en primera línea, tanto de la lucha contra la Covid, como en defensa de sus derechos. La covid puso de manifiesto la precariedad de este colectivo y con ello llegó la lucha. Varias movilizaciones y huelgas sucedieron en 2020, tras las cuales, le colectivo consiguió mejoras en sus condiciones laborales, aunque no bajan la guardia y siguen organizándose.

Las limpiadoras de centros sanitarios se rebelan contra la discriminación

Las trabajadoras de limpieza de los centros sanitarios y hospitales también están en pie de guerra. En especial desde que conocieron dos noticias que les discriminaban. Por un lado quedaban por fuera de los planes de vacunación que afectan al grupo de personal sanitario al tratarse en muchos de los casos personal externo, es decir de servicios externalizados, o lo que es lo mismo privatizados. Y por otro lado, cuando supieron que a partir de febrero se reconocía la Covid como enfermedad laboral para los profesionales socio sanitario, pero ellas de igual manera quedaban excluidas de este grupo.

Así las trabajadoras de limpieza de algunos hospitales como el Hospital de la Fe en Valencia —uno de los más saturados por la crisis de la Covid—, nada más enterarse de esta discriminación por parte de sus responsables, se organizaron para denunciar y manifestarse ante esta situación.
Estas trabajadoras denunciaron cómo la externalización de los servicios de limpieza no solo implica peores condiciones laborales, sino también dificultan el acceso a las vacunas contra la covid o que esta pueda ser considerada enfermedad laboral. Precariedad en todo regla.

Plataforma independiente de Técnicos Sanitarios por el reconocimiento del grupo profesional C1

La precariedad no es algo nuevo, es un prolema desde hace tiempo, esto es algo que denuncian los técnicos sanitarios que desde hace más de 14 años están fuera del grupo profesional que les corresponde.

María, trabajadoras del Hospital Príncipe de Asturias en Alcalá de Henares, cuenta cómo “Somos una parte esencial del engranaje del sistema de la sanidad público. Luchamos por la visibilidad de los técnicos sanitarios que incluye a los técnicos de farmacia, técnicos de emergencia, técnicos socio sanitario y técnicos en cuidados de enfermería. Luchamos por ser incluidos en el grupo profesional C1, que nos corresponde desde hace mas de 14 años. Luchar por terminar con la precariedad en la sanidad pública.”

Estos técnicos están organizados para pelear por unas mejores condiciones laborales y un mejor servicio público.

Huelga de toda la Sanidad en Catalunya

Catalunya es una de las Comunidades Autónomas donde los recortes y privatizaciones en los servicios públicos, en especial en la sanidad, más se han hecho sentir en este último año. El desmantelamiento de la sanidad pública por parte de los diferentes gobierno de la Generalitat durante décadas ha provocado ya la reducción de más de 2.400 profesionales sanitarios y unas 1.100 camas, cierres de quirófanos, plantas hospitalarias enteras o el cierre de decenas de CAPs y la reducción de sus horarios, convirtiéndose, así en los verdaderos responsables de este crimen social que sigue dejando muertos un año después.

Esta situación es la que ha llevado a la Mesa sindical de Sanidad de Cataluña, conformada por los sindicatos USOC, CGT, Enfermeras de Cataluña, CATAC-CTS / IAC, la COS y PSI, a convocar huelga para el próximo 10 de marzo.

Te puede interesar: Huelga de todo el personal sanitario en Catalunya contra la precariedad y los recortes

Huelga indefinida en la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) también ha decidido convocar una huelga indefinida en la Atención Primaria ante la insostenible situación en la que se encuentran los Centros de Salud y el Servicio de Atención Rural.

Los centros de Atención Primaria de todo el Estado se encuentran saturados. En la Comunidad de Madrid además La situación es crítica como denuncian los profesionales que trabajan pocos recursos. Como denuncian, falta el 33% de los facultativos en los centros de salud, 45 de los centros de salud no cuentan con la mitad de los facultativos y cada sanitario llega a atender diariamente a 60-80 pacientes.

Una situación crítica a la que se llega tras décadas de desfinanciamiento y recortes en la sanidad pública y a la que se le suman las precarias condiciones laborales del personal sanitario. Ahora, a estos problemas que arrastra la sanidad pública se le suman los problemas derivados de la pandemia.

En septiembre los trabajadores de la atención primaria de la Comunidad de Madrid consiguieron llegar a un acuerdo con la Comunidad tras convocar una huelga que finalmente no se llevó a cabo. El acuerdo de desconvocatoria avanzaba en aspectos organizativos que tenían como objetivo reducir la presión asistencial desburocratizando las consultas de los facultativos. Sin embargo, los trabajadores denuncian que a día de hoy sigue sin haber pasos significativos en esta urgente desburocratización.

Llegados a este punto los trabajadores han decidido convocar una huelga indefinida. Los trabajadores buscan terminar con la precariedad en este sector y el reforzamiento de el sistema de Atención Primaria.

La fecha se comunicará en los próximos días en función de la situación epidemiológica.

Te puede interesar: [Huelga indefinida en la Atención Primaria en la Comunidad de Madridhttp://www.izquierdadiario.es/Huelga-indefinida-en-la-Atencion-Primaria-en-la-Comunidad-de-Madrid]

Próximas movilizaciones estatales

Todas estas peleas tienen como objetivo defender la sanidad pública, algo que muchos de los trabajadores que están luchando por sus derechos lo tienen claro. A esta lógica responden las convocatorias de huelga en Catalunya y de Atención Primaria en Madrid. Y a ello se suman varias convocatorias de movilización que tratan de unificar todas estas luchas.

Con este objetivo el 27 de febrero la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS) convoca movilizaciones en todo el Estado. Una jornada encaminada a defender la Sanidad Pública, en contra de la privatización y por la derogación de las leyes privatizadoras como la Ley 15/97.

También el 14 de marzo hay una cita importante, en esta ocasión en Madrid. Los sindicatos y colectivos de trabajadores sanitarios convocan la Marea Blanca.

Para defender la Sanidad Pública y enfrentar la pandemia es necesario dar una respuesta unitaria que integre los reclamos y reivindicaciones de todos los trabajadores sanitarios y que pelee por un programa alternativo a la gestión criminal que Gobierno central y los autonómicos están llevando a cabo. Un programa que pelee por tirar abajo todas las leyes privatizadoras, por dotar de mayores recursos y personal a la Sanidad Pública, todo ello financiado con impuesto a las grandes fortunas; y que ponga el sistema de salud bajo la gestión de sus trabajadores, aquellas y aquellos que conocen en primera mano las necesidades de este servicio público.






Temas relacionados

#Covid19    /   Covid-19   /   Pandemia   /   Sanidad Pública   /   Trabajadores sanidad   /   Sanidad   /   Mundo de [email protected] [email protected]

Comentarios

DEJAR COMENTARIO