Deportes

RUGBY

Triunfo de Los Pumas ante Tonga con poco para destacar

Se sumaron los cinco puntos, tal el objetivo en lo numérico, pero en el juego quedó un sinsabor bastante fuerte. Argentina mostró dos caras, una tirando a buena en el primer tiempo y otra, en el complemento, decididamente mala. El 28-12 ante Tonga no dejó muy contento al staff.

Matías Fabrizio

Periodista deportivo @matiasfabrizio

Sábado 28 de septiembre | 11:00

Los Pumas parecieron acusar el golpe ante Francia de buena manera: jugaron unos 30’ iniciales inteligentes, pacientes, sabiendo que duraba 80 minutos la faena. No quisieron marcar el cuatro try antes que el primero, llevaron a cabo un plan de juego acorde a lo que podía molestar a Tonga. Kicks tácticos y a cargar, para obligar a los isleños a tomar la iniciativa; alternar el jugadas dinámicas con otros intentos de avances profundos por el eje para no dar referencia a la defensa rival; mucha apuesta al line y maul; y mucha presión defensiva.

Julián Montoya marcó tres tries a puro empuje, tanto con el maul como con un continuado cerca del ingoal tongano. Y Santiago Carreras marcó su primer try mundialista recuperando una pelota suelta, gracias a que Matías Orlando apuró e hizo que Tonga pierda la pelota. Con más efectividad que brillo, Argentina había logrado en 25’ lo que Inglaterra tardó 76: el bendito cuatro try. Y hay que agregar que hubo gran cantidad de errores de manejo, sino podrían haberse visto mejores conexiones en velocidad y, por ende, más puntos. Lamentablemente el cierre de la primera mitad fue deslucido, Tonga pudo descontar y jugar un rato en campo argentino. Un presagio de lo que se venía.

Tonga, durante la primera parte del segundo tiempo, se mostró como ante Inglaterra: ordenado y firme en la defensa, con la violencia al límite como buen equipo isleño, pero sin dudas más sólido. Incluso no se vio muestras de desesperación cuando defendían en extrema defensa. Argentina, por su parte, perdió frescura. Lo que en el primer tiempo fueron errores de manejo, ahora era escasez de ideas: se repitió en la búsqueda frontal, sin profundidad para generar cambio de paso y de ángulo. Y en el juego de choque y más choque, nunca un jugador tongano va a sentirse incómodo. Se lo puede superar, pero no incomodar.

Y este pasaje no fue lo peor para los argentinos, porque hasta acá al menos tenían la pelota. Luego dejaron de tenerla. Y la tuvo Tonga. Y atacó Tonga. James Faiva y Siale Piutau cortaron la línea cada vez que se lo propusieron y Los Pumas jugaron hasta el final del partido sobre sus talones, retrocediendo, corriendo de atrás cada movimiento. Tonga mostró su mejor cara: quiebres, ritmo y un buen try. Fue malo el segundo tiempo de Argentina, sin vueltas. Ni ideas, ni variantes ni éxito en la poco que se intentó. Y es justo, además de reconocer el nivel de Tonga, decir que si el partido seguía un rato más, pintaba para ponerse en riesgo el resultado.

Pocas cosas buenas quedaron para mencionar de Los Pumas. Julián Montoya, que se transformó en el segundo argentino con más tries en Mundiales, con cinco conquistas, dos menos que Juan Imhoff. Marcos Kremer en defensa, Santiago Carreras y sus búsquedas ofensivas, Benjamín Urdapilleta. El 100% en la obtención y la baja cantidad de infracciones fueron también puntos altos. Pero del lado negativo hubo tanto que mejor dar solamente un número defensivo y uno ofensivo: solamente 72% de efectividad en el tackle y un tercio (ocho contra 24) defensores batidos que el rival. Imposible apostar a algo con esos números.

No es exagerado pensar que había más caras de conformidad, sino alegría, en el vestuario de Tonga que en el de Argentina. Ahora se viene el partido bisagra, ante Inglaterra. Será tremendamente difícil y Mario Ledesma tendrá que influir más que nunca: la elección de jugadores y del plan de juego será determinante, más allá de ser una obviedad, porque ante semejante rival no hay segundas oportunidades. Es generar unas pocas y aprovecharlas. Debe estar preocupado el “Bocha” al ver niveles bajos en tantos nombres propios, más allá de las fallas colectivas tanto en defensa como en ataque.

El partido contra La Rosa será el próximo sábado a las 5hs. ¿Tonga? El domingo contra Francia, a las 4.45hs. ¿Le sacará algo?






Temas relacionados

Los Pumas   /   Rugby   /   Japón   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO