www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
5 de diciembre de 2021 Twitter Faceboock

SANIDAD ZARAGOZA
Las celadoras salen a luchar contra la privatización de la lavandería del hospital M.Servet de Zaragoza
Augusto Mainar

El día 11 de diciembre tuvo lugar la primera asamblea de trabajadoras y trabajadores de la lavandería del Hospital Miguel Servet contra la privatización del servicio que prestan de lavado, secado y planchado de ropa hospitalaria.

Link: https://www.izquierdadiario.es/Las-celadoras-salen-a-luchas-contra-la-privatizacion-de-la-lavanderia-del-hospital-M-Servet-de?id_rubrique=2653

¿Quién y por qué va a privatizar la lavandería del Servet?

La lavandería del Hospital M. Servet asumía el lavado de ropa de casi todo Aragón. Desde múltiples centros sanitarios de la comunidad llega ropa y se lava en esta megacadena de lavado. Aquí se dejan esfuerzo y sudor más de cien celadoras y celadores cada mes del año, la mayoría mujeres. Además conlleva más puestos como de mantenimiento y administración, son más de 200 puestos de trabajo. Muchas de estas personas, como en todo el Servicio Aragonés de Salud (SALUD), tienen contratos temporales que de no parar la privatización, saldrán a bolsa de empleo público, lo cual generará más paro.

El 20 de noviembre la sección sindical de CGT en el Hospital M. Servet alertó de que el Gerente del Sector Sanitario Zaragoza II solicitó la externalización de todo el lavado de ropa de la provincia de Huesca, esto suponía un tercio de la carga que asumía la lavandería. La excusa era que había mucha carga de trabajo. En pleno descenso del covid, y ya superadas tres olas de la pandemia, nos encontramos que cargos políticos en sus despachos toman este tipo de decisiones. Los mismos cargos políticos que nunca bajan a hablar con las trabajadoras o a pedirles su opinión, son los que avanzan hacia la privatización del servicio. Como dice un compañero celador, “solo se acuerdan de nosotros para dar aplausos de cara a las cámaras de TV”. Una denuncia de la casta sanitaria. Hablamos de una serie de gerentes y directores nombrados a dedo para llevar adelante los planes privatizadores de los gobiernos de turno.

Claudia trabajó años en la lavandería y me dice que’’ la lavandería se inauguró a bombo y platillo hace unos diez años y siempre ha lavado varias toneladas de ropa al día. Da trabajo a muchos compañeros de mantenimiento, pero es que tiene muchas máquinas. Y todas las máquinas se estropean, incluso las más modernas. Hace dos años se lavaba por la noche la ropa del Hospital Clínico. Ahora no se lava por la noche ni tampoco sábados ni domingos por la tarde. Hace falta más contratación de la bolsa de empleo de celadores. Hay gente en el paro esperando que la llamen aunque sea para hacer turno de noche’’. Claudia, como el resto de nombres que usamos en este artículo es un nombre ficticio para personas de carne y hueso con las que hemos hablado.

Claudia ya es abuela y en la primera ola de la pandemia se contagió. A la lavandería llegan kilos y kilos de ropa sucia de pacientes covid y le dieron durante muchos días una mascarilla de tela como protección. Todavía tiene secuelas, se fatiga y le han tenido que adaptar el puesto en el hospital donde trabaja ahora. Ella también era primera línea del frente. Denuncia las políticas privatizadoras: ‘’La privatización es un tema que tiene que ver con el pago de la deuda, PP y PSOE acordaron cambiar la constitución y modificar el artículo 135, pagar deuda a los bancos por encima de todo. Ahora no quieren gastos ni inversión pública que compute como deuda y prefieren privatizar’’. Y es que la lavandería es una solo una muestra de lo dañino que resultan las políticas de los sucesivos gobiernos centrales respecto al pago sucesivo de deuda a los bancos y la correlativa desinversión pública y privatizaciones. En ese sentido, el Gobierno actual “progresista” de PSOE-Unidas Podemos, que no solo se ha negado a derogar las viejas políticas privatizadoras del PP sino que viene amparando las políticas de sus propios gobiernos autonómicos, es a fin de cuentas, responsable último de esta situación.

¿Y cómo han privatizado el servicio de lavado de la ropa?

Como denuncia CGT en apenas dos semanas el gerente del SALUD (Servicio Aragonés de Salud) ya lo había aprobado. Y en apenas 19 días desde la solicitud de privatización, dejó de llegar ropa de Huesca. Juantxu, celador de lavandería, dice que miró un día tras otro en el portal web de transparencia del gobierno de Aragón. ‘’No entiendo por qué no sale nada.¿Son empresas pequeñas y por eso no sale?’’ Como denuncia Juantxo, el Gobierno de Aragón ha ocultado esta privatización puesto que su obligación es publicar el contrato. Y aunque lo publicase, se demuestra que el sistema público es frágil estando bajo el control del propio gobierno. Sin duda, se demuestra que son las plantillas de los hospitales las que mejor conocen los servicios y que de otra manera funcionaría la sanidad si hubiera un verdadero control democrático y directo de las trabajadoras y trabajadores. En realidad, la lavandería es una metáfora del capitalismo. Un sistema lleno de maniobras y mentiras por parte de explotadores y gobiernos a su servicio que buscan la máxima ganancia. Ésta máxima ganancia no reside en la innovación, si no en la explotación humana.

Ante estos ataques, una serie de trabajadoras se organizaron por sí mismas. Como Merche: ‘’aquí la gente está muy cabreada, son muchos puestos, nos hemos empezado a mover unas pocas escribiendo un texto explicativo para que se entere todo el mundo y que todo el mundo firme contra la privatización de la lavandería. Lo vamos a parar. No vamos a permitir que se lo lleve la empresa de turno para que pague sueldos de miseria”. También está apoyando todo esto Mari “Mi sindicato (CCOO) se ha limpiado las manos”. Sentimiento compartido hacia la Junta de Personal, que es el órgano homólogo a los Comités de Empresa en las empresas privadas. Muchas trabajadoras exigen que la Junta de Personal se posicione y apoye las próximas movilizaciones. También hablamos con Paula, la cual recuerda que ya luchó contra otras privatizaciones: ‘’Tenemos que hacer piña, toda la plantilla del SALUD hacer fuerza. Yo tuve la suerte de aprobar la oposición y soy fija pero estoy en contra y es por solidaridad. Cuando privatizaron el almacén de PLAZA o la lavandería del clínico también fui a la concentración’’. Si nos tocan a una, nos tocan a todas.

Y es que este Gobierno de Aragón de PSOE-Podemos-CHA y PAR, que alardea una y otra vez de ser el de la Sanidad Pública, mantiene privatizados servicios en cada hospital y centro sanitario. Servicios como el de la limpieza, el de las ambulancias, los almacenes o también la lavandería del Hospital Clínico. De estas concesiones se benefician empresas superexplotadoras como Clece o Acciona que acumula denuncias por impagos y mobbing a los trabajadores de las ambulancias. Como dice Daniel, conductor de ambulancia: “Cuando entra una empresa privada, el trabajo es una mierda. Porque solo quieren ganar más y más dinero”. Lamentablemente, el gobierno de Aragón aumentó la partida a la sanidad privada en los últimos presupuestos y por último, vemos como intenta privatizar la lavandería del Servet. Aunque este tema todavía está en manos de una lucha que acabamos de empezar.

Los y las trabajadoras de la lavandería acordaron en la asamblea una concentración el próximo jueves día 17 de 10 a 11h en la puerta del Hospital M.Servet. Lo de la lavandería es el último escándalo. Los trabajadores de la sanidad, con la solidaridad de toda la clase trabajadora de Aragón, no podemos más que oponernos firmemente y luchar hasta pararlo. Desde IzquierdaDiario llamamos a todos los colectivos de estudiantes, sindicales, sociales y políticos a sumarse a la concentración y a todas las acciones que se necesiten hasta echar abajo los planes privatizadores del Gobierno de Aragón. ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
[email protected]
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí